Evaluación del desarrollo infantil

La manera de aprender, de jugar, de comunicarse, de moverse, y de comportarse de los niños nos proporciona pistas importantes acerca de su desarrollo. Algún retraso en alcanzar los “hitos” o indicadores del desarrollo puede ser signo de alguna dificultad en el desarrollo. Los servicios de intervención temprana pueden ayudar al desarrollo de los niños.

Para saber más acerca del desarrollo de su hijo/hija, puede acudir a un lugar que ofrece, a bajo costo o gratis, evaluaciones de primera infancia. Profesionales del campo de la infancia temprana revisarán y evaluarán el crecimiento, la vista, y el oído de su hijo/hija. Por medio de juegos y de preguntas, le evaluarán sus destrezas en cuanto a razonamiento, aprendizaje, y lenguaje (habla). Esta evaluación le dará a usted valiosa información acerca del desarrollo de su hijo/hija. Si se descubre algún retraso de desarrollo, llevarán a cabo una evaluación más minuciosa.

Ya que los niños crecen y aprenden rápidamente durante sus primeros cinco años, es importante detectar lo más pronto posible cualquier retraso de desarrollo. Los profesionales de educación temprana recomiendan que los niños sean evaluados entre las edades de 3 y 5. La detección temprana permite que tanto los niños como su familia reciban apoyo antes de que los niños comiencen el kínder (jardín de infancia). Si se descubre algún problema, los especialistas proporcionarán recursos y servicios para apoyar a la familia.

Enlaces útiles:
“Developmental Monitoring and Screening” fact sheet [Hoja de datos “Monitoreo y evaluación del desarrollo”]
Local Screening Locations [Sitios locales donde se hacen estas evaluaciones]